Designación pública de Leopoldo Cintra Frías debido a su participación en graves violaciones de derechos humanos

Comunicado de prensa
Secretario de Estado, Michael R. Pompeo
2 de enero de 2020

El Departamento de Estado designa en forma pública a Leopoldo Cintra Frías, Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (MINFAR), conforme al artículo 7031(c) de la Ley de Asignaciones del Departamento de Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados [Department of State, Foreign Operations, and Related Programs Appropriations Act] correspondiente al Año Fiscal 2019, debido a su participación, a través de su responsabilidad de mando, en graves violaciones de derechos humanos. El artículo 7031(c) dispone que, en casos en los que el Secretario de Estado cuente con información creíble de que funcionarios extranjeros han estado implicados en actos significativos de corrupción o violación grave de los derechos humanos, esas personas y sus familiares inmediatos son inelegibles para entrar en Estados Unidos.

La ley también exige que el Secretario de Estado designe en forma pública o privada a tales funcionarios y a sus familiares directos. Además de la designación pública de Leopoldo Cintra Frías, el Departamento también designa en forma pública a sus hijos, Deborah Cintra González y Leopoldo Cintra González.

Como ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Cintra Frías tiene responsabilidad por las acciones de Cuba destinadas a sostener al ex régimen de Maduro en Venezuela. Junto a funcionarios militares y de inteligencia de Maduro, el MINFAR ha estado implicado en graves violaciones de los derechos humanos y abusos en Venezuela, que incluyen someter a torturas o tratos y castigos crueles, inhumanos o degradantes a ciudadanos venezolanos por su oposición a Maduro. El objetivo del MINFAR y del régimen cubano es desmantelar la democracia venezolana sometiendo a los venezolanos mediante el terror.

La comunidad internacional puede apreciar claramente que temeroso de la democracia es el régimen cubano, tanto para sus propios ciudadanos como para los venezolanos. Alentamos firmemente a otros gobiernos y organizaciones internacionales a seguir promoviendo que el régimen cubano rinda cuentas por su participación en violaciones o abusos de derechos humanos y libertades fundamentales en Cuba, Venezuela y otros lugares.