Hoja informativa: Proclamación sobre nuevas medidas destinadas a fortalecer la seguridad nacional

Hoja informativa: Proclamación acerca del fortalecimiento de las capacidades de verificación de personas y procesos para detectar intentos de ingreso a los Estados Unidos de terroristas u otras amenazas a la seguridad pública

 

Antecedentes:

  • Cada año, los Estados Unidos otorgan estatus legal de residente permanente a aproximadamente 1 millón 100 mil de personas de todo el mundo.
  • En el año fiscal 2016, los Estados Unidos otorgaron aproximadamente 10,4 millones de visas de no inmigrante a personas de todo el mundo.
  • En el año fiscal 2016, el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos procesó más de 390 millones de viajeros por aire, tierra y puertos marítimos de entrada, incluyendo más de 119 millones de viajeros en los aeropuertos de entrada.
  • En los últimos cinco años, los viajes internacionales han aumentado 15 por ciento, en general, y 26 por ciento en aeropuertos. Los viajes internacionales por aeropuertos de entrada de los Estados Unidos aumentaron 6 por ciento con relación al año fiscal 2015. En los próximos cinco años, se proyecta que los viajes internacionales aumentarán a una tasa anual de 4 por ciento.

Estándares de seguridad nacional

  • La primera prioridad del Gobierno es garantizar la seguridad de los estadounidenses.
  • El Gobierno sigue enfocado en aumentar los estándares de seguridad nacional.
  • La sección 2 de la Orden Ejecutiva 13780 requiere que el Gobierno determine la información mínima que debe proporcionar cada país extranjero para juzgar una solicitud de inmigración de un ciudadano de ese país así como determinar que la persona no es una amenaza para la seguridad nacional o el orden público.
  • Los estándares previos de selección e verificación de personas para la seguridad de la frontera y del proceso de inmigración deben mejorarse para aquellos que provienen de ciertos países, a fin de que los Estados Unidos puedan contrarrestar adecuadamente las amenazas de terrorismo y crimen transnacional contra sus ciudadanos.
  • Los nuevos requisitos reflejan las mejores prácticas derivadas de asociaciones probadas para brindar seguridad eficaz, tales como el programa de exoneración de visas, y de iniciativas policiales y de seguridad nacional internacionalmente reconocidas, tales como la adopción del pasaporte electrónico – ePassport – para prevenir fraudes y falsificaciones.
  • Estas incluyen pasaportes electrónicos, compartir información sobre criminales, informar acerca de pasaportes perdidos y robados, y proporcionar información acerca de terroristas conocidos y sospechosos de terrorismo.
  • Compartir esta información es particularmente muy importante para aquellas regiones del mundo en las que el riesgo es mayor, tales como aquellos países con una población terrorista significativa que pueden intentar realizar ataques en los Estados Unidos y que repetidamente no aceptan recibir a sus ciudadanos sujetos a la orden final de deportación, recargando así nuestro sistema de inmigración.

Un proceso de revisión e intercambio más sólido

  • La sección 2 de la Orden Ejecutiva 13780 consta de múltiples pasos:

o Llevamos a cabo una revisión mundial de las prácticas de intercambio de información.

o Analizamos la información recolectada en dicha revisión con el fin de establecer un nuevo estándar de intercambio de información que proteja la seguridad nacional de los Estados Unidos.

o Comunicamos el nuevo estándar a todo el mundo. Cuando fue posible, trabajamos con aquellos países que determinamos que no cumplían con la mejora de su sistema de intercambio de información, ni formulaban un plan para hacerlo.

o Después de dicho período de robusto intercambio, hicimos recomendaciones basadas en los resultados de dicho intercambio con el fin de mejorar la seguridad nacional.

  • Primero, la sección 2(b) de la Orden Ejecutiva 13780 instruyó a la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario del Departamento de Estado y el Director de Inteligencia Nacional, a “conducir una revisión mundial con el fin de identificar si es necesario, y de ser así, cuál información será necesaria que proporcionen los países extranjeros para juzgar una solicitud de un ciudadano de ese país para obtener una visa, ingresar u obtener otro beneficio bajó la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés) (adjudicación) con el fin de determinar que la persona no es una amenaza a la seguridad nacional ni al orden público”.
  • Después de analizar la información recolectada en dicha revisión, la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario del Departamento de Estado y el Director de Inteligencia Nacional, presentó un informe que estableció los estándares mínimos para 1) intercambiar información acerca de la gestión de identidad; 2) intercambiar información acerca de la seguridad nacional y el orden público; y 3) factores de riesgo de seguridad nacional y orden público. Los requisitos de intercambio de información reflejan una combinación de metas y estándares del gobierno de los Estados Unidos largamente aceptados y establecidos por organismos internacionales tales como las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) e INTERPOL.
  • Según lo ordenado por la sección 2(d), el Secretario de Estado luego solicitó que todos los gobiernos extranjeros que inicialmente no suministraban la información adecuada, empezaran a hacerlo, o presentaran un plan adecuado para hacerlo, con un plazo de 50 días.
  • Después del período de 50 días, la sección 2(e) de la Orden Ejecutiva instruyó a la Secretaria de Seguridad Nacional, en consulta con el Secretario de Estado y el Fiscal General, a que presente al Presidente una lista de países que no han entregado la información solicitada, no han presentado un plan adecuado para hacerlo, y no han compartido información adecuadamente a través de otros medios. Después de la evaluación de esos países, y en consulta con el personal interesado de varias agencias, la Secretaria de Seguridad Nacional hizo su recomendación final al Presidente acerca de ciudadanos extranjeros que deberían estar sometidos a restricciones de viaje u otras acciones legales, debido a las deficiencias en la gestión de identidad o el intercambio de información, así como otros factores de riesgo existentes en dichos países.
  • El Departamento de Estado dialogó con los gobiernos extranjeros con el fin de que se cumplan los nuevos estándares de intercambio de información. Hemos estado trabajando, cuando es necesario, con gobiernos extranjeros que tienen la voluntad de diseñar un plan y proporcionar la información solicitada.
  • El Gobierno mantendrá al público informado si hubiera información que compartir acerca de los cambios que puedan afectar a los viajeros que se dirigen a los Estados Unidos.

Restricciones de viaje para países específicos:

o Venezuela – El gobierno de Venezuela no coopera en verificar si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o al orden público; no comparte adecuadamente información sobre el orden público y el terrorismo; y conforme a la evaluación correspondiente, no coopera plenamente con a recibir a sus ciudadanos sujetos a las órdenes finales de deportación desde los Estados Unidos. Por lo tanto, el ingreso a los Estados Unidos de ciertos funcionarios del gobierno de Venezuela y sus familiares inmediatos como no inmigrantes con visas de negocios (B-1), turismo (B-2) o negocio y turismo (B-1/B-2) está suspendido.

Nuevo estándar mínimo de intercambio de información en apoyo de la investigación de personas para determinar el otorgamiento de visas y permiso de inmigración:

  1. Gestión de identidad: Establecer la identidad es un factor muy importante para una verificación eficaz de las personas que desean inmigrar. Según este estándar, los países deben mejorar la integridad del pasaporte mediante:
  2. La emisión de pasaportes seguros: pasaportes que cumplen con los requisitos biométricos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) (conocidos como pasaportes electrónicos o ePassports).
  3. La comunicación a la Interpol de información acerca de pasaportes perdidos y robados a de manera oportuna, rutinaria y coherente.
  4. El intercambio de información adicional a pedido del gobierno de los Estados Unidos con el fin de convalidar la identidad del solicitante.
  5. Información de seguridad nacional y orden público: Las decisiones eficaces de admisión no pueden hacerse sin el conocimiento del historial criminal o terrorista potencial del viajero. Los países deben:
  6. Identificar a los criminales reconocidos: proporcionar información acerca de ciudadanos que solicitan una visa, ingreso o beneficio de inmigración a los Estados Unidos para determinar si son criminales reconocidos.
  7. Proporcionar información sobre terroristas conocidos o sospechosos de terrorismo: intercambiar proactivamente la información biográfica y biométrica acerca de terroristas conocidos y sospechosos de terrorismo (KST, por sus siglas en inglés), incluso de combatientes extranjeros.
  8. Proporcionar documentación de identidad nacional: compartir ejemplares de sus pasaportes y tarjetas de identidad.
  9. Asociación con la industria del turismo: asegurar que los operadores de aerolíneas y buques no estén impedidos de proporcionar al Gobierno de los Estados Unidos la información acerca de las personas que viajan a los Estados Unidos.

III. Evaluación del riesgo de seguridad nacional y contra el orden público: Los criterios evaluados bajo esta categoría incluyen:

  1. Si el país es un refugio de terroristas potenciales o conocidos.
  2. Si el país participa del programa de exoneración de visa y si cumple con sus requisitos.
  3. Si el país incumple con regularidad en recibir a sus ciudadanos sujetos a las órdenes finales de deportación de los Estados Unidos.

###

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.